5 Razones para celebrar una boda en invierno

Celebrar una boda en invierno puede llegar a ser mucho más original, divertido y romántico de lo que te puedas imaginar. Y es que no podemos negar que la boda típica siempre cumple los mismos patrones, en primavera u otoño, buen tiempo, todo tradicional… ¿y si decides salir de lo habitual para tener unos recuerdos maravillosos y originales para toda la vida? Una boda en invierno puede ser muy bonita y tanto por la originalidad como por el gran abanico de opciones que ofrece, siempre marca la diferencia.

El principal motivo por el que las bodas se suelen fijar en primavera o en otoño es el buen tiempo y la facilidad para celebrar aspectos esenciales como el pre-banquete de boda al aire libre. Pero no siempre reina el mal tiempo en invierno, y es que meses como diciembre o enero, en vísperas de navidades o justo después de que acaben las fiestas, es un momento ideal y mágico para celebrar una boda en invierno. Hoy, te damos cinco claves para que acabes convenciéndote. 

1. Un ambiente y decoración espectacular

Decoración de boda en invierno

Uno de los aspectos más bonitos de celebrar una boda en invierno es la gran versatilidad para organizar la decoración y todo el ambiente que rodea al banquete de boda, tanto en el pre banquete como en el interior del salón de boda. No importa que donde la celebres no esté nevado, la combinación de colores claros como el blanco combinados con colores azulados dan una imagen bellísima y muestran una preciosa estampa invernal y sobre todo, muy romántica. Al contrario de todo lo que puedan decir, estas combinaciones de colores pueden ser muy románticas aprovechando el uso de flores como rosas blancas y los claveles rojas.

2. Vestidos únicos

boda-en-invierno

Imagínate abrir el libro de fotos de boda y enseñarle a todos tus amigos y tu familia los maravillosos recuerdos de ese fantástico día a través de vestidos que no encontrarán en cualquier otro book. Un vestido de novia aterciopelado o unos vestidos de dama de honor que tus amigas guardarán y recordarán de manera única y como no lo harán con cualquier otro típico vestido de novia veraniego.

Celebrar una boda en invierno no implica llevar grandes ropas de abrigo, y es que hay tendencias en vestidos que abrigan estupendamente y a la par son una demostración idílica de estilo, diseño y glamour. Además es una gran oportunidad para aprovechar y tener segundo vestido de novia, que utilizar a la llegada del banquete y acogerte mejor a la cálida temperatura del salón.

3. Regalos más originales

boda-nieve-3

Los regalos de boda típicos no tienen porqué tener cabida en una boda de invierno. Y es que aprovechando la temporada invernal se pueden tener detalles muy bonitos con tus invitados que sean útiles y no acaben tirados y rotos en un cajón. Encendedores de diseño, pequeñas tacitas que reaccionan a la temperatura del líquido que tiene en su interior… además de lo más tradicional como bolígrafos decorados.

4. Reportaje de bodas único

Boda en invierno

Si hay un aspecto que verdaderamente llama la atención para celebrar una boda en invierno es el alucinante book de fotos que puedes tener guardado como herencia familiar. Más allá de lo típico y tradicional, un book invernal da cabida a bellísimos paisajes y fotografías si vives en una zona donde nieva habitualmente. Y si es en un ambiente menos invernal como en la costa, igualmente tendrás más facilidades para que os tomen fotografías a ti y a tu pareja en sitios los cuales normalmente están llenos cuando reina el Sol en primavera.

5. Más económico y con mayor facilidad para fijar fechas

No podemos negar que fuera de temporada alta todo es más fácil: la celebración de la boda, fijar las fechas para la misma, elección del restaurante y salón deseado para el banquete… todo es más fácil. Las fechas para celebración de bodas en una Iglesia es mucho más fácil por ejemplo, y además… ¡mucho más económico!

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!