Cómo cuidar tus pies antes de la boda

El cuidado de los pies no es algo para tomarse a la ligera, como sucede con el de las manos o los tratamientos faciales antes de la boda.

Los pies son una parte importante y no solo por lo estético o no de los mismos o del zapato, sino por la necesidad de que estén en forma hasta el final de la fiesta. ¿Acaso no piensas bailar como si no hubiera mañana? ¡Es tu boda! No hay nada que pueda hacer que disfrutes de tu día, así que toma nota de cómo cuidar tus pies antes de la boda.

cuidado-pies1

Los pies no son cuestión baladí

La foto de la alcaldesa de Jerez de la Frontera (Cádiz) en plena toma de posesión  de su cargo ha dado la vuelta al mundo. Esa imagen debe enseñarte que, debes cuidar los detalles (más si llevas sandalias) por mucho que creas que el largo del vestido va a tapar tu calzado. Y, sobre todo, ante la posibilidad de fotos inesperadas que luego van a compartirse en redes sociales… e incluso viralizarse en tiempo récord.

cuidado-pies4

Debes considerar todo lo que te comentamos en nuestro post sobre consejos antes de comprarte los zapatos de novia, especialmente que éstos sean bonitos y que se adapten al vestido, entre otras cosas, al largo.  Si estás ya en la fase de compra, échale un vistazo antes.

Cuidados específicos en el centro de belleza

Ponte en manos de un profesional. De 7 a 9 meses antes de la boda, acude a un centro de belleza y pídele un diagnóstico. Fija las citas que considere convenientes para el cuidado de tus pies hasta la semana antes de tu boda, espaciadas en el tiempo. Asegúrate de que el centro ofrece un servicio integral.

Puede ser un buen momento para probar esmaltes de uñas, con tiempo para saber qué te queda bien y tomar decisiones. Recuerda, en todo caso, que debes intentar componer un look completo, teniendo en cuenta el vestido, los zapatos, los complementos, el maquillaje, el peinado…

cuidado-pies3

La sesión justamente previa a la boda, una o dos semanas antes, puede ser incluso una buena ocasión para hacer “cosas de chicas”. Pide a tus damas de honor o amigas íntimas a que te acompañen, y comparte con ellas algunos momentos preboda. Recuerda que citas como éstas son las que vas a recordar luego, mucho más que el estrés y las prisas de la organización y la preparación de ti misma.

Cuidados en casa

No tiene por qué dejarlo todo en manos de los profesionales. Es evidente que tú puedes hacer mucho, así que aquí van algunos consejos sobre cómo cuidar tus pies antes de la boda.

1. Ponte crema y sérum para las cutículas

Se trata de que comiences unos 4 meses antes, y que lo hagas a diario. Establece tu propia rutina, por ejemplo, antes de acostarte.

Para los pies, en general, puedes encontrar buenas cremas como las de Dr. Scholl. En cuanto a los cutículas, hay aceites, sérum, o incluso anillos y stick hidratantes.

cuidado-pies2

2. Sigue tus tratamientos

No comiences tratamientos nuevos a partir de las dos semanas de cuentra atrás. Mantén los que llevas adelante, seguro que te van bien.

3. ¡Prueba tus zapatos!

Ya te hemos comentado que es mejor que pruebes tus zapatos antes de la boda, nada de estrenarlos el mismo día. Póntelos y anda sobre la alfombra o con envueltos en una bolsa de plástico fina para protegerlos. El objetivo es que se vayan haciendo a tu pie.

4. Ten a mano un kit de emergencia

Si sucede algo durante el Gran Día, será más fácil que mantengas la calma si has preparado tu kit de emergencia, al menos, una semana antes. No olvides incluir tiritas y una lima.

Te puede interesar