5 ideas para la sesión de fotos de la boda.

Hay muchas formas de anunciar que vas a contraer matrimonio, siendo una de las mejores una buena sesión de fotos, ya que una imagen vale más que mil palabras.

Estas sesiones de fotos pueden representar tanto vuestro amor como el camino recorrido y a continuar hasta el día que subáis al altar, pero también pueden ser un paréntesis original y divertido en la planificación de la boda. Con el objetivo de obtener un recuerdo poco convencional de vuestro compromiso y sacar una sonrisa a vuestros familiares y amigos cuando vean las imágenes, hoy os mostramos cinco ideas para una sesión de fotos de boda o compromiso que se salen de la norma. Esperemos que os gusten.

 

Mascotas

imageedit_1_4958929777
Si sois amantes de los animales y tenéis una o varias mascotas, podéis incluirlas en la sesión. Para ello, el escenario ideal a elegir será una localización exterior en un día soleado. Aseguraos de tener a mano el atrezo necesario, como letreros, collares y correas decoradas para la ocasión e incluso disfraces, tal y como se muestra en la imagen que precede a este párrafo. Aunque no es necesario, si vuestras mascotas son perros, existe también la opción de atar a uno con una correa rosa y al otro con una correa azul para luego atarlos a vuestro alrededor mientras los sostenéis en brazos.

Sesión bibliotecaria

imageedit_16_3936024531
¿Os apasiona la lectura? En un artículo anterior ya propusimos este tema como columna central de vuestra boda, y en este caso podéis extenderla a la sesión fotográfica o sólo utilizarla para ésta. Intentad realizar las fotografías en la biblioteca más grande y antigua de vuestra ciudad y elegid los puntos que más os gusten de ésta como fondo para la toma de las imágenes. Otro buen añadido será el posar leyendo vuestros libros favoritos y aquellos que hayáis leído juntos. Eso sí, por respeto a aquellos que estén trabajando o estudiando, procurad no hacer demasiado ruido.

Sesión estudiantil

¿Os conocisteis en vuestros años de universidad? Entonces es muy probable que los lugares que frecuentabais aquellos días se conviertan en el sitio ideal para inmortalizar vuestro compromiso. En este caso, las mejores poses serán aquellas en las que os retratéis haciendo actividades cotidianas de aquella época, como tomar el almuerzo en el comedor (o en el césped de la facultad si lo había y eráis más de comer al aire libre); estudiar en la biblioteca o en alguna de las salas de estudio o, simplemente, pasear por el campus. Si coincidisteis en alguna residencia, podéis plantearos añadirla a la sesión.

Una sesión de película

Para los cinéfilos empedernidos, una alternativa más que decente consiste en coger las películas favoritas de la pareja y usarlas como inspiración para la sesión fotográfica. Esta elección deja gran margen de maniobra, ya que se puede desde recrear al milímetro escenas de los filmes en cuestión hasta sólo disfrazarse de los protagonistas u otros personajes. Si optáis por recrear una escena, aprovechad para grabarla en vídeo y enviarla a vuestros amigos y familia para anunciar datos referentes a la ceremonia.

La vida es un carnaval

imageedit_14_3882055725
Por último, aunque no por ello de menos valor que las anteriores, os presentamos la idea de convertir vuestra sesión fotográfica en un viaje a la infancia con esta temática (la cuál también tratamos en el artículo al que enlazamos en el apartado de sesión de lectura). Coged elementos típicos del carnaval, o bien visitad la feria o parque de atracciones más cercano y disfrutad juntos de las nubes de algodón y de las vueltas en noria o tiovivo. Conseguiréis unas imágenes preciosas mientras lo pasáis bien juntos con la magia de la niñez.

 

Estas son sólo cinco de las muchas ideas que pueden inspirar vuestra sesión de fotos para la boda. Recordad que podéis compartir vuestras impresiones sobre éstas y aportar más temas para la sesión.

 

Fuente: Fourmine.com

Te puede interesar