Así serán los novios de 2016

Trajes de chaqueta clásicos, frac, smoking, chaqué… El hombre siempre ha tenido a su disposición muchas posibilidades a la hora de vestirse de novio y, sin embargo, siempre ha dado la sensación de que su imagen era más estática que la de la mujer.

Mientras el traje de novia puede llegar a adquirir todo el protagonismo de un enlace (no, no exageramos) el de novio siempre ha pasado por el evento con mayor discreción.

¿Significa eso que entendemos a los novios que no le prestan a su look toda la atención que requiere un día tan importante? ¿Qué “qué más da como vayan si al final siempre recurren a A, B o C”? Pues no.

Desde luego, no lo pensarás cuando termines de leer el post que te traemos hoy. Elegantes, conjuntados, impecablemente irresistibles… Toma nota de todo porque hoy te recordamos que así serán los novios de 2016.

Innovadores y atrevidos

Por suerte, la industria de la moda varonil para trajes de novio también ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años. Donde antes todo eran dos piezas en el mismo color plano y neutro, con accesorios que no solían pasar mucho más allá de la corbata, hoy hay multitud de posibilidades.

Por entonces no habríamos pensado en la posibilidad de los estampados. Y no hablamos de la clásica raya diplomática que le queda mejor a un ejecutivo que a un novio, sino de estampados, ESTAMPADOS. Desde cuadro escoceses en la chaqueta o en la chaquetilla, a motivos circulares en zonas localizadas como las solapas… hasta tejidos brillantes y brocados en tonos florales.

fuentecapala2

Los novios de 2016 tampoco tienen que limitarse a variar solo el color entre el traje, la chaquetilla y la camisa. Es mejor combinarlo todo, el pantalón de la chaqueta, la chaqueta de la solapa, la solapa de la camisa… Partiendo de la clásica gama de negro, gris y blanco, apuesta por nuevos colores como el azul eléctrico o incluso el rojo. Hasta los “total look” en negro vienen combinados en diferentes tonalidades del mismo. Y siempre que la figura lo permita, porque es evidente que no a todos los hombres le sienta bien lo mismo, se llevan piezas ajustadas.

Para los zapatos, los novios traen moda de inspiración italiana y llamativa, en tonos bicolor como el blanco y el negro con cordones. Si los eliges, que sea a juego con el traje, y no un compendio de colores sin sentido aunque esté permitido combinar. Si prefieres innovar a partir de lo clásico, recurre a los slippers de charol, con zapatos al estilo de la alta burguesía francesa de allá el siglo XVII.

fuentecapala1

Y atención porque han llegado… ¡las alpargatas! Como lo lees. Como si de un costalero se tratase (por los pies, queremos decir), hay marcas que proponen que el novio se dirija hacia el altar con unas tradicionales zapatillas de tela y esparto, con las que hasta ahora nadie se había atrevido, o al menos que se tuviera constancia. Si le vienen al look y es capaz, ¡adelante! Habrá a quien no le resulte muy estético, pero no negará que cómodo sí que es.

En cuanto a complementos, las corbatas y corbatines siguen pegando fuertes, con nudos que se salen de lo sencillo y habitual. Eso sí, no restan protagonismo a las pajaritas, lisas o brocadas, en el clásico color negro. Son ideales, por cierto, para chaquetas grises estampadas, por ejemplo, al estilo escocés.

fuentecapala3

Con tanta combinación de colores, estampados, brocados o hasta zapatos bicolor, no es de extrañar que los complementos se salgan poco de ahí y los más clásicos (reloj y gemelos). En cuanto a pañuelos o boutonniere, poca cosa.

Ni que decir tiene que esto son solo sugerencias que, por cierto, nos encantan. Lo que se lleva es lo que cada uno se ponga y le guste. Eso sí, si te atreves… ¡No pierdas ocasión de dejarlos a todos con la boca abierta!

Fotos: Fuentecapala

Te puede interesar