Casarse en Navidad, una tendencia cada vez más fuerte

En BodaNovia ya hemos hablado acerca de posibles ideas para pedir matrimonio en Navidad, una forma fantástica y maravillosa de decirle a la persona que deseas que quieres pasar el resto de tu vida con ella, en un momento único del año y que suele marcar un antes y un después en la relación. Pero aquí no queda la cosa, y es que cada vez son más las parejas que aprovechan y deciden celebrar la boda y casarse en Navidad, una idea que está creando tendencia y que por un lado, todo parecen ser ventajas. Pero realmente, ¿qué tiene de bueno casarse en Navidad?

Celebrar una boda en épocas navideñas es perfecto para organizar una boda diferente de lo normal, y es que casarse en vísperas de las fiestas navideñas asegura unas posibilidades de personalización y decoración de los detalles, invitaciones y música apasionantes. Porque si bien es cierto que antes no estaba muy mal visto aprovechar la cercanía de estas fechas para celebrar una boda, ahora es todo lo contrario. Y es que no es necesario mezclar la Navidad con la boda, porque ambas fechas pueden convivir mejor de lo que parece.

Invitaciones de boda y detalles navideños para casarse en Navidad

Pedir matrimonio en Navidad

Las invitaciones de boda con un pequeño toque navideño recordarán a todos los invitados lo especial que será la celebración, incluso aunque la reciban varios meses antes de la fecha fijada. Por otra parte, la decoración del banquete y del lugar donde se vaya a realizar la ceremonia otorga muchas más posibilidades de personalización. Para los más navideños, un gran árbol de navidad en el banquete de bodas es perfecto para tomarse fotografías con los invitados y la familia, colocar regalos… pero por otra parte, si no quieres mezclar la decoración navideña en el banquete, ¡no hay problema! Porque también es una gran idea aprovechar un decorado navideño únicamente para parte de la sesión de fotos después de la boda, por ejemplo.

Menús y postres selectos

Aprovechando la Navidad, el banquete de boda puede ser especial y sobre todo los aperitivos, postres y tarta. Jugar con los toques navideños, los sabores y la imagen garantiza una boda única y que sorprenderá a todo aquel que vea el álbum de fotos o que, sin ir más lejos, esté presente en la boda. Además, junto con otros elementos como la tradicional fuente de chocolate fundido, las zonas de golosinas para los más pequeños, también habrá espacio para los dulces navideños, muy típicos y desde luego muy apetecibles para todos. En cuanto a los postres, aprovechar tartas o postres a base de turrón, suele ser también una gran idea.

Una luna de miel especial

Si celebras la boda en Navidad, la luna de miel podrás celebrarla junto con el comienzo del año nuevo y aprovechar, si quieres, para celebrar la Nochevieja donde tú quieras ir con tu pareja. Si por el contrario prefieres pasar el último día del año de manera más tradicional, irse de viaje en enero suele ser mucho más fácil y económico que hacerlo en verano o en los últimos meses de otoño, cuando más lunas de miel se celebran.

Te puede interesar

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!