Centros de mesa para la boda

Ni la disposición de los cubiertos, que siguen más un patrón funcional que otra cosa, ni los manteles, ni las servilletas. Todo contribuye, pero lo que da el punto esencial a que las mesas luzcan bonitas es el centro de mesa.

Lo habitual es que sea el propio salón o una empresa dedicada al mundo de las flores los que se encarguen de esta parte. Pero sabemos que a ti, que nos visitas con asiduidad, te encanta estudiar y valorar cada detalle, prestas atención a todo porque quieres que ese día sea perfecto. No te importa dedicar a tu boda el máximo tiempo, que es el que merece. ¿O cuando te piensas casar otra vez?

Para quienes gusten de dejar su sello en cada detalle, hoy traemos centros de mesa para la boda, bonitos y artesanales. No solo se trata de enseres muy personales que hablarán sobre ti, sobre vosotros. También son un oportunidad para reciclar objetos que ya no utilicemos e incluir elementos naturales de nuestro entorno más cercano.

Centro con hojas

Octubre es una fecha muy recurrente para fijar el enlace matrimonial y, si bien en algunas sitios todavía colea el verano (especialmente en el sur), en otros tantos es pleno otoño. Se trata de una estación que ya nos ofrece unas estampas diferentes: colores cálidos, hojas secas en el suelo, árboles semipelados… Todo eso lo podemos llevar a un centro de mesa muy acorde con el tiempo.

La opción más básica ni siquiera incluye la presencia de recipiente. Nos la enseñó Sara Carbonero en su blog, toda una amante de los detalles en su hogar, que contribuyen a crear un ambiente personal y confortable. Prepárate para respirar aire puro, hacer actividad física y, de paso, encontrar todo lo que necesitas: piñas secas de pino, hojas secas e incluso setas. Ella, además, colocó un candelabro antiguo para rematar, que tú puedes sustituir por velas en tonos marrones o naranjas, si quieres incluirlas. Así de simple, fácil y elegante.

centro-mesa-otoño

Foto: sara-carbonero.blogs.elle.es

Nuevos usos par las botellas

Si te invitamos a hacer centros de mesa es para que la misma tenga un toque artesanal, por lo que no es necesario que incluyas materiales nuevos. Antes del enlace, hazte con botellas de cristal y, de nuevo, da un paseo por el campo para recopilar lo que éstas van a contener: las flores. Puedes combinar varias de ellas en cada una, varias iguales, una de grandes dimensiones o acompañar con hojas verdes.

Las botellas de cristal transparente son la opción minimalista en este caso, aunque también puedes pintarlas con spray. El color dependerá mucho de tus gustos o de cuáles son los que utiliza en su decoración el lugar en el que vas a a casarte. También puedes jugar con varios tonos de la misma gama.

Otra opción, en lugar del spray, son las cuerdas. Se trata de rodear la botella con una de ellas, dando vueltas a su alrededor, y sujetando con silicona al principio y al final. Puedes tanto cubrirla por completo como tan solo en el centro de la parte más ancha, o incluso combinar varias opciones.

Foto: inspirahogar.com

Foto: inspirahogar.com

Latas para una boda rústica

Si tu boda es en el exterior, sobre la verde hiera campestre, esto de utilizar decoración rústica y artesanal se convierte en un “must”. Como las botellas, las latas usadas también ofrecen opciones, que también podrían pasar por el spray.

De lo más rústico quedará tu centro de mesa si decides decorar la lata con palitos de helado, y lo sujetas con alambre y unas cuerdas que, además de cumplir su función, servirán para decorar.

Foto: manualidadesreciclabes.com

Foto: manualidadesreciclabes.com

¿Y si en lugar de botellas utilizas una calabaza? ¿Y si añades a la decoración de la botella o la lata un lazo liso o hecho de encaje? El límite es tu imaginación.

Te puede interesar

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!