Cinco consejos para minimizar costes en tu boda.

La boda es uno de los momentos más maravillosos en la vida de una pareja. Por desgracia, organizar una celebración a la altura de un día tan especial también requiere una inversión económica importante, la cual puede ser difícilmente asumible dada la situación que atraviesa nuestro país. Si este es tu caso, o simplemente no ves necesario gastar una fortuna para conseguir la boda de tus sueños, te traemos unos consejos con los que reducir costes en la organización de tu ceremonia.

Diseña e imprime tus propias invitaciones

imageedit_1_8142868973
A día de hoy tenemos a nuestra disposición tal cantidad de herramientas que crear e imprimir nuestras propias invitaciones de boda puede considerarse un paseo por el campo. En Internet tenemos a mano una gran cantidad de plantillas, y si queremos diseñarlas por nuestra cuenta, podremos descargar programas de edición de imagen y aprender a utilizarlos buscando tutoriales en la Red. No sólo daremos un toque personal a nuestras invitaciones, sino que estaremos ahorrando al prescindir del servicio de un tercero para llevar a cabo esta tarea.

 Distribuye las flores en numerosos jarrones

imageedit_3_2316507127
El dinero invertido en la cantidad de flores y centros de mesa que necesitaremos en el banquete aumentará rápidamente con el tamaño y el número de éstas. Un truco decorativo con el que aprovechar al máximo el espacio disponible en la mesa mientras minimizamos gastos consiste en distribuir las flores en múltiples jarrones de formas y tamaños diferentes, dotando al centro de mesa de profundidad. Podemos añadir un toque romántico esparciendo pétalos por el espacio que quede disponible.

 Recicla los ramos y otras flores  de la ceremonia

imageedit_5_6471080191
Otra forma de ahorrar en los centros de mesa es reutilizar las flores que se hayan usado en la decoración del lugar donde se realice el casamiento, o los ramos que han portado las damas de honor. Aunque esta opción puede ser vista como un acto de tacañería, también puede dar bellos resultados usando la imaginación. Prueba de ello es la imagen que precede a este párrafo, en el que tenemos un hermoso centro con sólo el ramo de una de las damas de honor y una jaula para pájaros. Obviamente, este método sólo nos permitirá recortar el gasto en adornar unas pocas mesas, pero sigue siendo bueno, bonito y barato.

 Jugar con los souvenirs

imageedit_6_3313830982
Para acabar en lo que a decoración del banquete se refiere, el posicionamiento de los regalos de recuerdo en las mesas de nuestros invitados nos ayudará a complementar su decorado otorgando más detalle y color, dándole un toque elegante a la par que ahorramos en elementos decorativos para nuestros centros.

 El postre

imageedit_8_9806410733
Por último, te ofrecemos dar buen provecho a una tendencia en alza que está provocando que la tradición de la enorme tarta de boda esté perdiendo fuelle: ofrecer una gran variedad de dulces en el mostrador de postres. No sólo obsequiaremos a nuestros invitados ofreciéndoles más donde elegir; si elegimos bien, obtener muchos postres más pequeños será más beneficioso para nuestros bolsillos que una tarta gigantesca personalizada. De hecho, si la repostería figura entre nuestras aficiones y disponemos del tiempo suficiente, incluso podremos cocinar nuestros propios postres, ofreciendo así algo más íntimo a nuestros invitados a la par que ahorramos.

Los tiempos cambian,  y ni las tradiciones más arraigadas en nuestra cultura están a salvo de modernizarse. Ya hemos visto que, gracias a las nuevas tecnologías y tendencias, es posible celebrar la boda de nuestros sueños sin tirar la casa por la ventana , ¿quién sabe? Quizás puedas invertir el dinero ahorrado en celebrar una Luna de Miel mágica en alguno de los destinos de los que hablamos en nuestro anterior artículo. ¿Qué os parecen estas recomendaciones?

 

Fuente: Desireehartsock.com

Te puede interesar

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!