Menú

Cinco reglas que toda dama de honor debe seguir.

El mismo nombre lo dice: ser nombrada dama de honor supone, valga la redundancia, un gran honor, así que, si recientemente te han pedido que desempeñes dicho papel en una boda, no es de extrañar que albergues una gran felicidad dentro de ti. Sin embargo, debes tener en cuenta que, incluso si la figura de dama de honor no está muy estandarizada en España, ésta sigue suponiendo una gran responsabilidad.

Si has sido nombrada dama de honor y quieres dar la talla pero no sabes muy bien cuál es exactamente tu papel, hoy te traemos una lista con los cinco principales deberes que has de cumplir para desempeñar tu rol a la perfección.

 

Ayuda con la planificación de la boda

Aunque hayas asumido que la novia probablemente tenga todo bajo control, lo cierto es que preguntar nunca está de más. Si ya has sido elegida dama de honor, asegúrate de preguntarle a la novia qué necesita en todo momento, pues organizar una boda puede resultar una obra faraónica y habrá varios momentos en los que la afortunada pueda llegar a verse superada por las circunstancias. Implicarse en la organización de la boda es el primer paso para convertirse en una gran dama de honor.

Sé su soporte emocional

Varios
Como hemos dicho anteriormente, organizar la boda puede ser una tarea extremadamente estresante para la novia, y habrá momentos en los que ésta pueda derrumbarse. Cuando lleguen esos instantes de debilidad, ofrece apoyo emocional a la novia: deja que se desahogue y exponga sus sentimientos; y trata de darle un buen feedback si te pide tu opinión al respecto. Mantén la compostura, la paciencia y la actitud positiva, incluso cuando las cosas se pongan feas.

En definitiva, sé la roca en la que la novia pueda agarrarse.

Sobre los vestidos para las damas

Pastel
En países como Estados Unidos es tradición que sea la novia la que elige el conjunto para su séquito de damas de honor. Esta costumbre no existe en España, así que esta será la más prescindible de las directrices que ofrecemos en este artículo. Sin embargo, si en algún momento la novia propone una idea similar, acéptala. Al fin y al cabo, las damas de honor sois hermanas, primas o amigas del alma de la afortunada, así que, ¿por qué no hacer algo para festejar de forma grupal el gran día de la novia?

Permaneced unidas en la despedida de soltera

La despedida de soltera es la noche que pasaréis las chicas pasándolo bien y dejándoos llevar. Baila, bebe, ríe y celebra junto a la novia. Sólo se consciente de no sobrepasar tus límites para que todo el mundo pueda pasar un buen rato sin más preocupaciones.

Por cierto, tened en cuenta las pistas que la novia os deje caer sobre sus deseos para la despedida. Tanto si quiere pasar una noche de baile como si desea una cena discreta, respetad sus preferencias.

Lidia con las tareas aburridas

Hay tareas que, hablando mal y pronto, son un auténtico peñazo, pero alguien debe hacerse cargo de ellas. Ayuda a la novia a disfrutar de su gran día haciéndote cargo de estos quehaceres, como por ejemplo asegurarte de que la gente se siente cómoda durante el convite o tomando fotos de la ceremonia y la celebración. Estas cosas no suponen un trabajo divertido precisamente, pero la novia agradecerá el detalle de corazón.

corto
Estas son básicamente las cinco cosas que debes hacer para convertirte en la dama de honor que toda novia querría para su boda. ¿Qué os parecen? ¿Conocéis otras responsabilidades de las que la dama de honor pueda hacerse cargo?

 

Fuente: Fourmine.com

Te puede interesar