Cómo elegir el salón de boda perfecto, ¡consejos imprescindibles!

Consejos para elegir el salón de boda

Elegir el salón de boda ideal para celebrar un día maravilloso como es casarse no es tarea fácil, ¡en absoluto! Y es que estamos ante un paso que es fundamental ya que el salón de boda es donde pasaremos casi todo el tiempo, y debe cumplir unos requisitos indispensables no solo para los recién casados, sino también para los familiares e invitados ya que marcará casi toda la agenda del día de la boda. En ocasiones queda incluso a un paso del lugar de la ceremonia del “Sí quiero”, y visto así, todos deben sentirse y estar cómodos y ante todo, sentirse como en casa.

Hoy te proponemos unos sencillos pero vitales consejos sobre cómo elegir el salón de boda perfecto. Es una decisión que debe tomarse con paciencia, en común con tu pareja, y sin presiones. Aspectos como la cercanía con el lugar de la ceremonia de boda, estilo del lugar de la celebración del banquete, y la zona en la que se encuentre, son aspectos a tener en cuenta. Pero hay más, ¡sigue leyendo! 

La ubicación debe ser ideal para todos

Escoger el lugar en el que celebrar la boda es importante y por supuesto, también lo es acertar con la ubicación del salón nupcial en el que no solo se celebra el banquete, sino que será el lugar donde la boda culminará y en la que más horas pasarán tanto los recién casados, como sus familiares y todos los invitados. Visto así, es importante que el salón de boda esté cerca de la Iglesia o del lugar en el que se celebre la boda y se dé el “Sí quiero”, para facilitar así el desplazamiento de todos los asistentes a la misma. En el caso de que no esté muy cerca del lugar de la ceremonia, muchos salones ofertan modalidades de desplazamiento como por ejemplo, llevar un autobús para los invitados que sea de ida y vuelta.

Los salones a orillas del mar o en un entorno natural, ideales

Hay salones de boda urbanos que ofrecen todo tipo de comodidades y que pueden llegar a ser perfectos para muchísimas parejas de recién casados, pero también hay salones de boda que ofrecen virtudes que no están dentro de lo que ofrecen, sino que se sitúan más bien como comodidades de puertas para afuera. Por ejemplo, escoger un salón de boda que esté en primera línea de playa o en un paseo marítimo es un plus extraordinario ya que los asistentes pueden alternar entre la celebración y dar un paseo por la orilla del mar. Si es un salón rural, poder tomarse una copa a los pies de árboles centenarios y respirando aire puro, ¡no tiene precio! Todos estos puntos se deben valorar y sobre todo, que congenien en ambos.

La comida y el servicio debe ser de diez

Más allá de la ubicación o cercanía con los familiares y asistentes, o de si está en un entorno natural o urbano, lo más importante a la hora de cómo elegir el salón de boda ideal, reside en la capacidad de dar servicio y también en la calidad de la comida que ofrecerán, desde los entrantes hasta la tarta de boda y el banquete posterior. Es importante ver distintos salones, hacer catas de los posibles menús de boda, y no estar presionado para escoger un salón u otro. ¡Hay que estar de acuerdo! Y sobre todo, estar convencidos tanto por la calidad del menú y de sus alternativas, como por el servicio y la amabilidad de los mismos.

Te puede interesar