Comprar el anillo de compromiso junto a tu pareja: ¿Disparate u opción recomendable?

La tradición dicta que es el hombre el que debe correr el riesgo y arrodillarse ante su amada y hacer la gran pregunta; por tanto, es el hombre el que debe buscar el anillo de compromiso por su cuenta, cayendo sobre sus hombros la responsabilidad de elegir el adecuado para la novia. Sin embargo, si algo caracteriza a nuestro tiempo es que su rápido avance nos empuja a desafiar continuamente las viejas convenciones, y esta no iba a ser menos. La pregunta ya está planteada en el título de este artículo: ¿Deberían los novios comprar juntos el anillo de compromiso? Ahora toca hallar una respuesta, la cual desarrollaremos en las siguientes líneas, así que te invitamos a seguir leyendo si este tema te suscita algún interés.

 

¿Ventajas de involucrar a tu pareja en la compra?

imageedit_9_9836494300
Llevar a tu pareja a comprar el anillo con el que le vas a proponer matrimonio trae, como cualquier otra decisión, una serie de puntos a favor y en contra que hay que sopesar. La mayor ventaja de involucrarla en la adquisición es la más obvia: nadie va a conocer sus gustos mejor que ella. Ella sabrá visualizar qué clase de anillo le gustaría lucir para anunciar su compromiso, si se ve mejor con uno de estilo minimalista o extravagante… Y, por mucho que uno se esfuerce, puede llegar a ser muy difícil acertar de pleno con la elección si la interesada no está presente en la compra. Además, su implicación trae consigo otras ventajas como poder hacer comparativas con las que encontrar el anillo más adecuado en relación al presupuesto disponible y poder conseguirlo de la talla exacta, ahorrándoos tiempo en reajustar el tamaño si le queda grande o pequeño.

En resumen, llevar a tu pareja a comprar el anillo de compromiso es la forma perfecta de ahorrarte estrés y quebraderos de cabeza a la hora de realizar la adquisición. Desafortunadamente, el precio a pagar por todas estas ventajas es la pérdida total de la sorpresa a la hora de hacer la pedida, algo que no es moco de pavo precisamente y que es una razón de peso para negarse a ir con tu pareja a comprar el anillo. Si no queremos involucrar directamente a nuestra pareja tenemos que hacernos la siguiente pregunta: ¿Como implicarle en la compra sin que se dé cuenta? 

Conseguir su ayuda sin la incomodidad de involucrarla directamente

imageedit_13_7071043726
Antes de continuar, hay que decir que si las cartas están ya sobre la mesa y la idea del matrimonio comienza a tomar forma, puedes llevar a tu pareja a comprar el anillo contigo. Deja que se implique a lo largo de todo el proceso y, una vez elegido el anillo completo, consigue la sorpresa con una proposición que sea incapaz de ver venir.

Dicho esto, si llevar a tu pareja a comprar el anillo con el que vas a pedirle matrimonio te parece algo fuera de lugar, hay algunas formas de averiguar qué clase de anillo se acerca más a lo que ésta desea. Una de ellas es aprovechar las ocasiones en las que vayáis de compras para ojear los anillos. Probad a sonsacarle la información preguntándole por los anillos que más le llaman la atención cuando paséis por una joyería, o buscad la manera de hacer que se pruebe algunos como una especie de juego para que podáis tomar nota de sus gustos.

Si hacer este “estudio de campo” os sigue pareciendo demasiado arriesgado; si queréis que el anillo sea una total sorpresa para ella pero no confiáis lo suficiente en vuestro criterio para elegirlo por vuestra cuenta, pedid ayuda. Recurrid a su mejor amiga, a su hermana o a su madre; escuchadles con atención y dejaos llevar por sus consejos.

 

Con esto ya terminamos nuestro pequeño análisis sobre si compensa ignorar las tradiciones y llevar a tu pareja a elegir el anillo de compromiso, así como algún que otro consejo para afinar vuestra puntería a la hora de escoger sin involucrarla directamente. Sólo nos queda añadir que, sea cual sea vuestra elección, aseguraos de que es la mejor para ambos y que mirar al anillo os embargue a los dos de felicidad; y que, como siempre, podéis compartir vuestras impresiones o aportar lo que queráis en la sección de comentarios.

 

Fuente: Fourmine.com

Te puede interesar