Cómo conseguir el álbum de fotos de boda perfecto

El álbum de fotos de boda es el mejor recuerdo que puedes tener del que será sin duda el día más importante de tu vida en el apartado sentimental. Tener un buen reportaje de boda es imprescindible para el día de mañana recordar los mejores momentos tanto de antes, como durante y después de la ceremonia de boda.

Entrando en detalles, un buen álbum de fotos de boda no tiene que incluir solo fotografías de los novios en un lugar bonito, ¡todo lo contrario! Porque tan importante es como el reportaje de fotos después de la ceremonia como de todos los momentos importantes y bonitos antes de la celebración, durante la llegada al altar o a la hora de dar el sí quiero en un matrimonio civil, como los momentos posteriores y también en el banquete y la fiesta posterior. ¿Cómo podemos darle ese toque especial y único para que tu álbum de fotos de boda sea perfecto? ¡Sigue estos rápidos consejos!

La organización de la ceremonia y la preparación de la novia, aspectos clave

La novia es la que tiene el día más duro por delante desde que sale el Sol el día de la ceremonia, ¡con diferencia! Porque no es solo ponerse el vestido y maquillarse, en absoluto. El peinado perfecto, los complementos, los nervios, toda la preparación… no es sorprendente que una boda que se celebra a primera hora de la tarde, requiera que la novia esté en pie desde antes incluso de salir el Sol. Las reuniones con la familia en los momentos anteriores, y todos esos momentos tan bonitos, junto con la preparación de última hora de las mesas, los detalles del altar… merecen estar presentes en el álbum de fotos de boda. Los momentos que quedan “detrás de las cámaras” y que siempre destacan por originalidad y que evocan preciosos recuerdos.

Un mini-reportaje en un precioso lugar, pero que no sea el protagonista

img_3235-copy

Es muy habitual que tras la ceremonia y mientras todos los invitados y familiares marchan directos al lugar de la celebración del banquete, que los novios hagan una escapada rápida junto con el fotógrafo a un bonito lugar para una rápida sesión de fotos que destaque por ser los primeros momentos desde que la pareja se convierta en matrimonio. Lo ideal es un espacio abierto y lo más bonito posible, pero sin que reste protagonismo a los novios. La playa si la boda es en una ciudad o pueblo costero, un bonito parque, e incluso un bosque o un paraje natural. Cualquier sitio vale si tenemos en cuenta que lo más importante es el feliz matrimonio. Y claro está, recordar las fotografías como realmente fueron: tomadas instantes después de ser matrimonio. Porque para un reportaje extenso días después, ¡ya habrá tiempo!

Pero lo más importante… ¡la ceremonia!

fotografo-bodas-malaga-finca-el-alamillo-1-23

Aspectos clave como la llegada de la novia y del novio a la Iglesia o el lugar donde se realice la boda, los momentos más bonitos en el altar, la entrega mutua de anillos, el “sí quiero”, el beso… ¡y las caras de los familiares! Tiene que haber espacio para todos, aunque el protagonismo lo acaparen los novios, será muy bonito ver en el futuro las caras de los padres, los familiares más directos y también de los amigos… ¿qué más se puede pedir para un álbum de fotos de boda perfecto?

Te puede interesar

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!