Consejos para dormir la noche antes de la boda.

Dormir la cantidad adecuada de tiempo es algo que todos necesitamos pero que no siempre es posible. Esto es especialmente cierto la noche antes de la boda, ya que es lógico que nuestra mente no pare de dar vueltas a nuestro gran día y tengamos los nervios a flor de piel.

Sin embargo, la falta de sueño no sólo se traduce en rasgos como ojeras, ojos hinchados y otros síntomas de cansancio, sino que nos impedirá estar al 100% para encarar y disfrutar uno de los días más importantes de nuestras vidas. Por eso, hoy traemos algunos consejos que hemos encontrado para conseguir descansar apropiadamente la víspera de la boda. Si sois de dormir poco, os aconsejamos echar un vistazo a las siguientes recomendaciones.

 

Calcula el tiempo de sueño ideal para ti.

Aunque el promedio ideal es de ocho horas diarias, no todo el mundo necesita dormir la misma cantidad. Dedica el mes anterior a la boda a averiguar cuántas horas de sueño son suficientes para ti y a desarrollar una rutina aplicando ese periodo de tiempo óptimo para el descanso.

Crea un ritual para ir a la cama.

Con el propósito de ayudar a establecer esa rutina de descanso idónea, comienza a hacer exactamente lo mismo todas las noches antes de ir a la cama, como por ejemplo limpiar el maquillaje (si usas) antes de lavarse los dientes o tomar una infusión. Estas pautas de comportamiento ritualizadas permitirán a tu mente asociarlas con la hora de dormir, teniendo así menos problemas para descansar.

Consume cenas ligeras.

Hay un dicho que dice que ” de grandes cenas están las sepulturas llenas”, y ciertamente las comidas copiosas no son nada recomendables antes de irse a la cama. Con una cena ligera, de alto contenido proteico y baja en grasas y carbohidratos tendremos una digestión mucho más suave y, por tanto, sufriremos mucho menos a la hora de dormir.

Evita la tecnología.

Si es posible, es mejor no utilizar el teléfono poco antes de irse a dormir con el objetivo de evitar involucrarnos en conversaciones que puedan alargarse más de la cuenta o de distraernos buscando información o cotilleando en redes sociales. Lo mismo nos puede pasar, por ejemplo, viendo la tele, así que es preferible ponernos una hora límite para desconectar que acabar enredándonos y perder valioso tiempo de descanso.

Toma un baño.

Un buen baño caliente, a ser posible con productos aromáticos, nos ayudará a disipar los nervios pre-boda y, por tanto, a conciliar el sueño mucho mejor. Hay que permitirse una hora para esta sesión de relajación.

Controla la temperatura de tu habitación.

Un factor de gran importancia a la hora de conseguir un descanso apropiado es la temperatura de la habitación por lo que, si vais a pasar la noche antes de la boda en un hotel, echad un vistazo al aire acondicionado. Un rango ideal para un sueño óptimo es, según algunos expertos, el comprendido entre los 18 y 20 ºC.

 

Estos son los consejos que hemos encontrado para conseguir el descanso que necesitamos de cara al día del sí quiero. Eso sí, recordad que al final todo es una cuestión de relajación: Si sabéis lidiar con el estrés y controlar adecuadamente vuestros nervios, tenéis la mitad del camino andado.

¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Qué otros consejos daríais al resto de lectores? ¡Tenéis a vuestra disposición la sección de comentarios para compartir lo que queráis con el resto!

 

Fuente: Brides Magazine UK.

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!