¿Cuánto gastar en el anillo de compromiso?

No podemos negar que muchas tradiciones han ido perdiéndose o simplemente evolucionando, y es que pensar tiempo atrás en que hoy día las bodas se decidirían en gran parte por ambos y que en muchas ocasiones se salta directamente el protocolo de la pedida de mano… ¡Se volverían locos! Pero hay costumbres que no se pierden, una de ellas es entregar el anillo de compromiso a la novia una vez que se confirma la fecha de la boda, junto con la pedida de mano -si se ha llevado a cabo- y confirmando así a todos los familiares, amigos y allegados que ya por fin, ¡estáis prometidos!

Por ello, no suele gustar escatimar en el anillo de compromiso, después de todo será el anillo que simbolice el compromiso pre-matrimonial entre ambos y será la sensación de todos los que os rodean. Sin embargo, cabe destacar que su uso es temporal y que finalmente será sustituido por una de las alianzas de boda. Visto así, ¿compensa gastar mucho dinero en el anillo de compromiso? Cuando hablamos de presupuestos que tienen un límite o un techo de gasto ciertamente comprometido, ¿no es mejor centrarse en las alianzas de boda, que son las que llevaréis para toda la vida?

Gastar más no es sinónimo de querer más

Anillo de compromiso

Esto ya lo sabemos todos, depende de cada pareja, de su presupuesto para la boda, de los ingresos de cada uno… son muchos factores los que determinarán lo que podréis gastar en la boda, y está claro que el anillo de compromiso no puede prevalecer frente aspectos fundamentales como puede ser el banquete de boda, el vestido, o incluso las propias alianzas. Visto así, y estimando una vida útil del anillo de compromiso de uno a dos años, muchas parejas optan por reducir el gasto del anillo de compromiso en favor de las alianzas, que son para toda la vida. ¡No por gastar más dinero se quiere más!

¡Que no sea más costoso que las alianzas!

Si hay un detalle importante a tener en cuenta es que el anillo de compromiso no debe tener mayor valor ni mayor belleza que las alianzas de boda, así que… ¡cuidado! Porque escoger un anillo de compromiso de alto coste y luego escoger unas alianzas más económicas y no tan bonitas y atractivas, puede jugar en contra ya que el cambio de un anillo a otro podría no ser tan positivo como parezca. Si se pone el listón alto con el anillo de compromiso, ¡no se podrá bajar luego! Esto podría abarcar a, si por ejemplo, el anillo de compromiso es de oro -también valdría oro blanco-. Si es así, las alianzas de boda deberán ser sí o sí de oro también, por eso, muchos anillos de compromiso suelen ser de plata, bañado en oro… dependerá del presupuesto.

Te puede interesar