¿Es mejor casarse de día o de noche?

Decidir casarse con tu pareja es uno de los pasos más importantes que darás a lo largo de tu vida, y probablemente el más importante hasta la fecha en común con tu pareja. Pero, ¡cuidado! Porque decidir casarse conlleva una gran responsabilidad y está claro que no todo se puede decidir en el momento la pedida de mano. Muchos aspectos fundamentales los tendréis que decidir juntos sobre la marcha, y algunos de ellos serán claves y determinarán el día de tu boda.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de organizar tu boda es elegir en qué parte del día casarse. ¿Es mejor casarse de día o de noche? Esta pregunta se la hacen miles de parejas cuando se acerca la fecha de organizar la boda, y debemos afirmar que, de una manera u otra, no hay una opción clara. ¡Depende de ambos! Porque casi que va más en gustos y prioridades, que en un hecho objetivo en sí. Claro que, pueden influir aspectos que te hagan decantarte por casarte de día o de noche, como puede ser el coste de la boda, los beneficios de que el banquete de boda se celebre más cerca de la noche que del día… pero, ¿cómo escoger entre casarse de día o de noche?

Valora los horarios y la comodidad de los invitados

Banquete de boda al aire libre

Si decidís casaros durante el día, la ceremonia se celebrará con casi toda seguridad en torno a las doce o una de la tarde. Será en esta franja horaria donde se llevará a cabo toda la celebración del “Sí quiero” y en el cual los novios pasarán a ser recién casados. Los aperitivos y el cóctel de recepción previo al banquete será a mediodía y probablemente tras el cóctel de bienvenida mencionado, el banquete de boda y la comida arrancará ya a primera hora de la tarde, dando paso al inicio de la fiesta y comienzo de la celebración durante las seis o siete de la tarde, aproximadamente. Con esto, podemos decir que a la medianoche o poco más, con casi total seguridad que quedarán muy pocos invitados, y la boda prácticamente habrá terminado.

Por otro lado, casarse durante la noche implica que la ceremonia religiosa o civil se inicie sobre las cinco o seis de la tarde, y el banquete de comienzo sobre las ocho y media o nueve de la noche, comenzando la fiesta mucho más tarde y terminando en ocasiones, poco antes de que salga el Sol. Visto así, queda claro que es una cuestión más de gustos, ¿no crees? También hay que valorar cómo estarán los invitados, si hay muchas personas mayores o niños, o si de lo contrario hay más invitados jóvenes.

La época del año y la vestimenta, también son aspectos importantes Boda de noche

Seamos sinceros: ¿quién se quiere casar en pleno agosto a las tres de la tarde? ¡No es recomendable! No es ningún secreto que las bodas que se celebran en primavera o durante el otoño suelen ser durante el día, y por otra parte, casi todas las bodas que se celebran en verano, en muchas ocasiones al aire libre o en la playa, se inician ya casi al atardecer para estar favorecidos por el tiempo y unas temperaturas más agradables. Además, la vestimenta de la boda de día puede llegar a ser muy diferente de la de una boda de noche.

A grandes rasgos, unos factores van de la mano con otros. ¿Os casaréis a las puertas del otoño, pero aún en verano? Entonces dependerá del clima de la ciudad, y de los gustos de cada uno, el hecho de casarse de día o de noche. Si de lo contrario la boda es a principios de mayo, que suele hacer muy buen tiempo pero no un calor sofocante, la ceremonia diurna será la mejor opción.

Te puede interesar

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!