Fecha para la boda

0
fecha para la boda

Elegir la fecha de la boda, debe ser siempre una elección propia, y no debería de ser una obligación por mera disponibilidad. Es por ello, que debemos realizar una buena estrategia a la hora de elegir un día para celebrar nuestra boda. En grandes núcleos urbanos, suele haber una larga lista de espera, sobre todo aquellos que son los más conocidos y faomsos, bien por la calidad, estilo o precio.

Del mismo modo, que la disponibilidad para elegir el día en la Iglesia o en el Juzgado/Ayuntamiento, también puede resultar en estas ciudades algo más complicado en comparación con algún pequeño pueblo.

Para elegir la fecha para la boda, podemos tener en cuenta varios factores, el primero debe ser siempre: ¿en qué día cae el día que nos conocimos o empezamos a salir?. Esta fecha, suele ser una gran elección para celebrar nuestra boda. Pero nos encontramos con el siguiente problema… ¿en qué día de la semana cae?, está claro que si cae en Martes, o cualquier otro día que no sea Viernes/Sábado va a resultar una mala elección, ya que la mayoría de invitados no podrían acudir.

Podemos pensar, que si nuestro día en 2012 cae en Jueves, el año próximo 2013, caerá en Viernes, por lo que podemos tener en cuenta la posibilidad de retrasar un año para la elección de nuestra fecha para la boda.

fecha para la boda

Si aún así no nos conviene, podemos elegir otro día para la boda que sea especial para nosotros, o bien, dejarnos llevar por la disponibilidad en los meses buenos del año para celebrar un banquete. En este caso, siempre resultará más fácil la elección del día, ya que primero debemos saber qué tipo de celebración vamos a llevar a cabo: por la Iglesia, o por lo civil. Es importante para elegir un día y comprobar disponibilidad, aunque podemos tener en cuenta la posibilidad de contratar primero el banquete, y posteriormente elegir cualquier día entre semana para realizar la unión en privado en el Ayuntamiento o Juzgado, y posteriormente, simular una boda civil en el lugar donde celebremos el banquete posteriormente.

Actualmente, esta opción se realiza mucho. Se contrata un actor, que haga de cura, y se programa una ceremonia civil elegante, sin que obviamente, los demás invitados a excepción de los testigos, sepan que ya estamos casados por lo civil.

También debemos tener en cuenta, que a día de hoy hay muchos establecimientos que ofrecen grandes descuentos en temporadas bajas de boda, por lo que si en nuestra provincia gozamos de buen tiempo casi todo el año, podemos ahorrar una gran cantidad de dinero, y además, nos evitaremos el excesivo calor de los meses de Julio y Agosto.

No hay comentarios

Recomendado

arroz-de-colores1-500x333

Sacos de arroz para la boda

Una idea muy original para nuestra boda, consiste en preparar nosotras mismas los saquitos de arroz, pero con una pequeña peculiaridad. ¡Los vamos a colorear!. ...