Ideas originales para el baile de bodas

Es de los grandes “momentazos” de la boda. El protocolo marca que sean los novios los que abran el baile con algo que, tradicionalmente, ha sido un vals. Es momento muy íntimo entre los dos que se comparte con invitados e invitados que suelen rodear la pista de baile para que os sintáis más arropados. El típico instante en que algún familiar, también en parte por los efectos del vino durante el banquete, derrama alguna lagrimilla.

El vals, como decimos, es el gran clásico, y si sois amantes de las costumbres y tradiciones, no hace falta que te marees para elegir canción. Pero si lo que está establecido no es lo tuyo, has de saber que cada vez más parejas varían el guión y realizan bailes de otro tipo, algunos de ellos tan elaborados que les cuesta sus horas de ensayo con algún coreógrafo.

Si queréis pasar un rato divertido e ir “enchufando” a invitados e invitadas para la fiesta posterior, a continuación te ofrecemos algunas ideas originales para el baile de bodas.

1. Haz participar a tus amigos y amigas

Quizás la idea no es novedosa, pero eso no significa que no quede bien y no haga pasar un buen rato al resto de invitados. Siempre se nos viene a la cabeza el típico baile romántico y agarrado para la fiesta, y está genial si eso es lo que queréis. Pero antes de que se diese una vuelta a este rito protocolario de que solo los novios abrieran el baile, había que parejas que realmente se morían de vergüenza. ¡No hay por qué pasarlo mal!

baile-boda

Te sugerimos que prepares bailes en los que ella aparezca bailando con algunas amigas o familiares, el novio haga lo propio con los suyos y, después, bailen todos juntos, animando al resto de invitados a ocupar la pista. Si escoges una canción movida puede quedar muy divertido.

Para que quede bien, es fundamental que ensayéis antes, así que procura quedar con alguien que realmente quiera ayudarte, que no se vea en el compromiso. Las sesiones previas, en la que convivirás con personas de tu círculo, te permitirá saborear aún más todo lo que la preparación de la boda conlleva. ¡Que luego pasa todo volando!

También puedes sorprender a tu pareja en un momento de la boda. La chica de este vídeo no daba crédito a tus ojos, pero lo pasó en grande viendo tremenda sorpresa.

2. Juega con el factor sorpresa

El mismo baile con los amigos y amigas puede ser una sorpresa para el resto de invitados e invitadas a la boda. Si no se lo esperan, será emocionante ver sus caras de “¿Qué está pasando?”.

Si solo queréis bailar vosotros dos no hay por qué renunciar al factor sorpresa. Los componentes de la orquesta (el cantante, sobre todo) o el DJ pueden servirte de gancho. Por ejemplo, pídele que os llame a la pista de baile y, al llegar, pon cara de “circunstancia” y explica que no has preparado nada y prefieres no hacer el ridículo. Se trata de hacer un poco de teatro para luego marcaros un baile apoteósico.

3. Combina lo tierno con lo cañero

En esto de la música la mayoría de la gente es polifacética. Lo mismo escucha que pop, que rock que tecno. Lo mismo le gustan las baladas que la música alta y cañera en plan conciertazo.

Si creéis que encajáis en tal definición, te sugerimos que comiences con una canción con ritmos lentos, algo para bailar agarrados o con movimientos suaves. Al finalizar, podéis encadenar con una más movida, para animar al resto de invitados. Seguro que, además de quereos mucho, sois una pareja de lo más divertida.

Esperemos que te hayan gustado estas sugerencias y que en tu boda muevas el esqueleto como si no hubiera mañana. ¡Es tu día! No lo olvides.

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!