Ideas para el photocall de invitados a la boda

En los últimos años se ha puesto de muy moda esto de los photocall para los invitados e invitadas de la boda. Es una cosa más a considerar y preparar (de las muchas) antes de tu enlace matromonial, pero merece la pena pensar en ello detenidamente por varios motivos.

El más importante es porque permite salirse de las clásicas fotos de boda en la que todos quieren verse estupendos y, por tanto, tan solo se dedican a posar, siendo imágenes estáticas y, en ocasiones, incluso aburridas. Ya verás qué sonrisas te sacan las fotos de tus amigos y familiares con las fotos que protagonicen, a la que en una ambientación ideal, con fondo o complementos, contribuirá lo contentos que se sienten ese día, un día de fiesta.

Foto: www.venueatthegrove.com

Foto: www.venueatthegrove.com

Hay tiempo también para los posados, en los que sea vea lo guapos y guapas que vais, tanto los novios como los invitados. A continuación, te damos algunas ideas para el photocall de invitados a la boda.

Los clásicos

Como decimos, los photocall se han puesto de moda y ya no faltan prácticamente en ninguna boda. Es por ello que hay muchas ideas ya desarrolladas entre las que elegir, desde aquellas más básicas a las más originales.

Entre las opciones, está la del marco o portarretratos. Se trata, precisamente, eso, de un marco de grandes dimensiones (para que quepa más gente) al estilo de las antiguas Polaroid, en el que debajo queden escritos vuestros nombres y la fecha del enlace. También se pueden utilizar varios de diferentes tamaños y formas, de manera que permitan más registros: el ideal para la parejita de enamorados, para el grupo de amigas y amigos, para la familia… Como añadido, quedarán genial incrustados en una pared que, por ejemplo, imite a un salón de estar antiguo.

Las letras grandes y blancas también son utilizadas ya en muchas bodas, aunque luego se pueda jugar con otros complementos y “escenas”. Se suelen utilizar las de las iniciales, además de palabras que hablen sobre vosotros y sobre el encuentro mismo, como “love”. En las versiones más vanguardistas, las hay de colores y con luces en el interior.

Hazlo tú

Si no quieres gastar un dinero extra y tienes algo de tiempo para hacerlo, ponte a ello tú. Ni siquiera necesitarás mucha dedicación.

Si te casas en el campo o en una finca con amplios jardines, nada mejor que le des un aire rústico también a tu photocall. Puedes utilizar desde un fondo con palets y decorarlo con guirnaldas abundantes de plantas y flores por alrededor; hasta una cortina en medio del verde prado hecha con trozos de tela floreadas y llamativas, combinadas con piezas sin estampar y con letras hechas con cartulinas del mismo o diferentes colores. Basta con que, delante, ubiques uno o varios sillones y sillas que te presten en el lugar o que aportes tú, si tienes alguno especial.

Por otra parte, en Internet puedes encontrar plantillas diferentes para utilizar, que podéis luego imprimir en una copistería en formato mural. Luego, lo podéis colocar sobre un tablón de madera y decorarlo en función del motivo que hayáis elegido. Si es, como decíamos, imitando a un papel antiguo para salón, podéis incluir objetos también antiguos como marcos, un reloj de pared o incluso ubicar cerca un perchero con atuendos de otra época. Quedará de lo más vintage.

Siempre que el resto de invitados no os “retengan” (se trata de pasar tiempo con todas las personas que acudan) no dudéis en participar. Seguro que queréis una foto con todos y todas, y será más divertida si os sentís protagonistas.

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!