La ceremonia religiosa

0
Protocolo de Boda Religiosa

En este artículo, os vamos a explicar como transcurre la ceremonia religiosa. Y es que en muchas ocasiones, desconocemos el protocolo de la típica boda: “la ceremonia religiosa”.

El coche, pasa a recoger a la novia, a quien acompaña el padrino. El novio, que llega por separado, acompañado por la madrina. Los primeros en llegar a la iglesia deben ser el novio y la madrina. Éstos deberán esperar a la novia en el altar de la iglesia. Lo mismo para los invitados, que todos deben esperar a la novia en el interior de la iglesia, nunca fuera.

Protocolo de Boda Religiosa

Una vez el novio, la madrina, y los invitados están en la iglesia, es entonces – y sólo entonces, cuando la novia llega a la iglesia, acompañada por el padrino, y entra en la iglesia mientras suena la marcha nupcial. Si hay damas, pajes o niños de arras, estos entran detrás de la novia, vigilando no pisar la cola del vestido (cosa bastante frecuente). El padrino (el novio) ofrecen su brazo izquierdo, excepto militares con sable (que se lleva a la izquierda) que ofrecen su brazo derecho.

Cuando la novia llega al altar, la colocación en el mismo de izquierda a derecha es como se indica: la madrina, la novia, el novio y el padrino, mirando todos hacia el altar. Los testigos de cada uno se sitúan a lado correspondiente (si van por la novia a la izquierda y si van por el novio a la derecha). Los familiares también se deberían colocar en su lado correspondiente (aunque es una práctica poco llevada a cabo). Se suele dejar este tipo de colocaciones para bodas muy formales.

novios en el altar

En bodas muy formales, los padrinos pueden estar situados a un lado del altar, en vez de al lado de los novios. A lo largo de la ceremonia el sacerdote reclama los anillos que se colocan en el dedo anular derecho (excepto en algunas zonas como Cataluña que se lo colocan en el izquierdo). Tanto los anillos como las arras se entregan en este orden: esposo a esposa y esposa a esposo. Las alianzas las suele tener el padrino y la arras la madrina, excepto si hay niños de arras, que son lo encargados de llevarlas.

Otra de las características de la boda religiosa, es que los novios además de comulgar beben del cáliz. Una vez “casados” el novio levanta el velo de la novia, y la da un beso (la expresión “puedes besar a la novia”). Se finaliza el acto con la firma de los contrayentes, padrinos y testigos (generalmente en el altar o en la sacristía). El sacerdote debe entregar a los contrayentes la certificación eclesiástica para su inscripción en el Registro Civil y que surta los efectos legales correspondientes.

flores de boda

Los arreglos florales deberán ir acordes al sitio donde celebremos la ceremonia. Los grandes arreglos florales, están reservados para Catedrales y grandes iglesias. Para ermitas, capillas y pequeñas iglesias, debería optarse por sencillo adornos florales. Dependiendo de la formalidad de la boda (y del presupuesto), se puede “arreglar” floralmente toda la iglesia, o solamente el altar y los primeros bancos. Se utilizan por regla general flores blancas, o de colores pastel muy pálidos (cremas, amarillos, etc.). Para el arreglo floral del automóvil, también se debe utilizar el mismo color de flores.

La marcha nupcial, deberá sonar solamente cuando entra la novia en la iglesia y cuando salen los novios de la misma. La más escogida por todas las parejas es la “Marcha Nupcial de Mendelssohn”.

 

Del gran repertorio disponible podemos destacar algunas composiciones como: el “Ave María” de Schubert, el “Gloria” de Vivaldi. Luego de autores como Mozart, podemos elegir multitud de composiciones como: “Aleluya”, “Laudate Dominum”. Y de otros autores, podemos elegir: “How Beatifull” (de la obra el “Mesías”), el “He shall feed his folck”, de Haendel, el “Panis Angelicus” de Franck, el “Et in Unum” de Bach ó el “Amén” de Pergolesi. Las posibilidades son muchas y variadas.

Fuente: protocolo.org

No hay comentarios

Recomendado