La importancia del libro de visitas en el día de la boda

¿Qué sería de una boda sin los invitados? Está claro que los invitados son junto con los novios y la familia de éstos, la verdadera alma de la celebración de la boda y los que más diversión y grueso de visitas supone en la ceremonia. Ya sean amigos, familiares lejanos, invitados del trabajo… los invitados de boda siempre son una parte fundamental de la misma, y está claro que guardar también un buen recuerdo de ellos es fundamental para conservar en la memoria un día de boda perfecto.

En BodaNovia hemos hablado de muchas formas para tener a los familiares e invitados llenos de diversión y entretenimiento durante la boda, y está claro que se lo pasarán en grande, pero… ¿cómo guardar un grato recuerdo de todos ellos más allá del álbum de fotos de boda? Un libro de visitas para boda con el fin que los invitados y también para los familiares dejen sus mejores recuerdos y un testigo de que estuvieron en aquel día, a través de su puño y letra, y dejando constancia para la eternidad.

Elaborar un libro de visitas para el día de la boda es un paso obligado para las parejas que quieran tener el máximo número de recuerdos posibles de los invitados. Porque está claro que el álbum de fotos es único y perdura en el tiempo, pero siempre habrá algún invitado que se escape de las fotos, o que simplemente quiera transmitir algo más que su presencia para que los recién casados lo recuerden en adelante. El libro de visitas de la boda también es clave para guardar los mejores deseos de los familiares. Una frase, solo unas palabras, o incluso dibujos, formarán parte del día más importante de la pareja hasta el fin de los tiempos.

Hay muchas formas de entender un libro de visitas

Postales libro de visitas de boda

Hay muchísimas formas de preparar un libro de visitas para boda. No tiene que ser un libro de texto en el que en cada página los invitados escriben una opinión o plasman lo que se les pasa por la cabeza… ¡en absoluto! En BodaNovia somos amantes de lo original y de buscar nuevas formas de conseguir bodas originales, y ser originales también en el libro de visitas es una manera imprescindible de sorprender a los invitados y conseguir que se diviertan.

Por ejemplo, una alternativa al libro de bodas tradicional es elaborar tarjeteros de diferentes diseños y colores, y especificar unas breves instrucciones para que los invitados que quieran puedan rellenar una tarjeta según sus gustos con los deseos, mensajes personales o lo que quieran, firmarla, y dejarla guardada en un sobre para que los novios puedan conservarla. De esta manera, los recién casados tendrán como recuerdo decenas y decenas de tarjeta con deseos y felicitaciones. También podemos pensar en otras alternativas, como elaborar bolas de papel con el texto y que haya que encestarlas para que los novios puedan guardarlas…

Te puede interesar

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!