Los mejores consejos para relajarse antes de la boda

Casarse es el sueño de toda mujer y está claro que no es un día cualquiera. La celebración de la boda es uno de los eventos más importantes de la vida y no es algo que se prepare de la noche a la mañana. Incluso años de preparación y unos últimos meses frenéticos acontecen un día en el que nada debe salir mal, y que como es lógico, hace que nos sintamos muy nerviosos y más si somos el novio o la novia. ¿Cómo poder estar más tranquila el día de tu boda? Con los mejores consejos para relajarse antes de la boda, ¡muy fácil!

En la boda queremos que salga todo bien: que los anillos estén en el momento perfecto, la música sea ideal, todos los invitados estén con una sonrisa de oreja a oreja, que el banquete sea perfecto… y que en el altar todo salga a pedir de boca. Son situaciones de alto estrés que debemos combatir si queremos disfrutar del momento y no estar comido por los nervios. Los mejores consejos para relajarse antes de la boda son fundamentales muy sencillos, y disminuirán el nerviosismo para dar paso a la libertad del amor. ¡Sigue nuestros consejos!

Respirar profundamente y “con el estómago”

Consejos para relajarse antes de la boda

Poco antes de que comience la celebración de la ceremonia es muy importante practicar técnicas de respiración para relajar nuestro cuerpo y tener todo a punto para que nuestro nivel de estrés sea muy reducido al momento de dar el “sí quiero”. Cuando nos referimos a “respirar por el estómago”, en realidad hablamos de la respiración por el diafragma. Es una técnica de respiración sencilla que consiste en tomar aire lentamente y de manera profunda “llevándolo” hacia el diafragma, en la parte baja del abdomen. Aguantamos el aire un segundo y lo soltamos suavemente. Esta técnica es fácil de hacer y para ayudarte en un principio, puedes poner una mano en tu pecho para “evitar” que se hinche y otra en el estómago para notar cómo se llena de aire, de manera que la respiración sea más profunda. Con esta técnica, en unos minutos el nivel de estrés se reduce y el cuerpo pasa a un estado mucho más tranquilo, y lo mejor de todo, ¡de forma natural!

Evitar un desayuno o una comida copiosa

Dicen que los nervios vienen del estómago, y no van muy desencaminados. Cuando tomamos comidas copiosas, pesadas o ricas en grasas, la digestión se ralentiza y puede causarnos problemas de ansiedad o estrés sin motivo aparente. Es muy importante que el día de tu boda comas correctamente y que las comidas que tomes sean ligeras, evitando ante todo comidas pesadas antes de la ceremonia para asegurar que no irás pesada. Te recomendamos cinco alimentos para comer los días antes de tu boda y así poder relajarte antes de la boda.

¡Pensamiento positivo!

Lo más importante de todo es la actitud positiva y pensar que todo va a salir bien, ¡porque así será! Nuestra actitud lo decide todo y es fundamental que tengamos la mente en positivo y repetirnos una y otra vez que no va a pasar nada malo, y que todo va a salir bien. Los pensamientos positivos atraen actos positivos y en el día de tu boda seguro que lo compruebas.

Te puede interesar