Consejos para escoger la mejor música para bodas

No podemos negar que el baile nupcial es incluso más bonito y atractivo que el propio “Sí quiero”, y es que un baile nupcial consolida la unión de la pareja y da paso a confirmar y mostrar a todos los asistentes a la boda que han decidido dar el paso adelante, de una manera bonita y mucha veces espectacular. Pero, ¿qué tienen en común la fiesta posterior al banquete, la barra libre y el baile nupcial? ¡La música! En estos dos espacios del día de la boda la música juega un papel fundamental, y hay que prestar mucha atención a la música que se pondrá durante la boda para que tanto la pareja de recién casados como los asistentes, estén agusto y disfruten al máximo.

Para las parejas que les gusta organizar su boda de la mejor manera posible y tratar de no dejar suelto prácticamente ningún cabo, está claro que escoger la música para la boda es un aspecto fundamental (¡otro más!) que hay que controlar y preparar a la perfección para que el mo mento del banquete, y por supuesto todo el tiempo posterior de fiesta y barra libre, sea al gusto de todos y sobre todo, para los novios. Hoy os traemos unos sencillos consejos para que sepáis escoger al detalle la música, y no lo dejéis todo -o casi todo- a manos de un Dj.

Una canción para el baile nupcial deberá gustar a los dos

Escoger la canción -ya sea con letra o sin letra- para el baile nupcial debe de ser una decisión en común y no puede dejarse en manos del Dj, más aún sabiendo que el baile hay que prepararlo con detalle y bailar semanas antes para ir perfeccionando ese momento mágico. Normalmente para preparar este baile se suele contratar a una persona con experiencia, el mismo organizador de bodas, o incluso en una academia de baile. En cualquier caso, ¡no deben decidir la canción por vosotros! Debe de ser una elección personal, de lo contrario puede que no lo disfrutéis y hasta que acabéis por desear que acabe pasando un momento que debería de ser inolvidable.

Contratar un Dj que se encargue de la música para la boda es un plan perfecto, pero…

Contratar un Dj que se ocupe de la música para la boda, sobre todo de los momentos posteriores al banquete y obviamente de toda la fiesta que queda por llegar, es imprescindible. Y es que organizar las canciones, seleccionarlas y preparar las listas de reproducciones… todo eso debe estar al cargo de alguien y no se puede dejar un ordenador a su suerte que se encargue. Normalmente los mismos salones de boda suelen poner el Dj, pero está muy bien que miréis por vuestra cuenta y habléis con él o ella para concretar el tipo de música que pondrá. También es ideal comentarle música en concreto que guste a ambos, en los días previos para que así pueda tener música que guste a los novios y la pueda tener preparada.

Si tenéis gustos musicales no comerciales… ¡hay que pensar en los demás!

Existen muchos tipos de música y está claro que la pareja de recién casados quieren la música que a ellos les gusta, que en ocasiones puede ser poco comercial y no ser la típica música que es fácil de bailar o que es atractiva para todos. Por esto mismo, es interesante que en la pista de baile haya espacio musical para todos, tanto para los más pequeños como para los más mayores, que suene música de varias generaciones y de todo tipo… ¡así nadie se podrá quejar!

Te puede interesar