Padrinos en una boda

0
padrino de bodas

padrino de bodas

Una de las grandes cuestiones una vez que estamos planteando casarnos, consiste en la elección de los padrinos de boda. Por protocolo, deberá ser el padre de la novia el Padrino, y la madre del novio la Madrina. Aunque a veces esto no es posible en multitud de casos, por lo que deberemos optar por otro padrino o madrina. En muchos casos, se suele elegir a un hermano o hermana, abuelos, tios o incluso amigos.

Los padrinos, desempeñan diversas funciones, de las cuales la más importante es llevar a la novia hasta el altar. Pero no sólo eso, sino que además, es el responsable de los anillos, de entregarlos en el momento justo, y tener un excepcional cuidado de no perderlos, ya que en numerosas ocasiones, los nervios juegan malas pasadas. También será el encargado de oficiar el primer brindis, aunque esta parte teórica rara vez se cumple: y es que siempre hay algún grupo de amigos o hermanos jóvenes que se anticipan a este primer brindis, aunque no hay que darle mayor importancia.

En caso de que llegado el momento no se haya realizado el citado brindis, será el padrino de bodas el que se encargue de ello. En caso de que no se haya contrado un servicio de transporte para los novios, como limusina o coche clásico, será el padrino quien conduzca a la pareja.

La madrina, desempeña otra función importante, en caso de no tener niñas que se encarguen del arras, será ella quien se ocupe de dicha función. Además, será la 2ª mujer más mirada del evento, por lo que deberá ir espectacular y perfecta.  También deberá ayudar a ubicar a los invitados durante la entrada al banquete, y realizar todas aquellas funciones que la novia querría hacer pero no puede, o lo que es lo mismo: controlar y ayudar a todos los invitados en la medida de lo posible.

Una función, que no se considera poca cosa, ya que resulta una tarea complicada acudir a un evento tan importante, y además, tener que estar pendiente de que este todo perfecto.

No hay comentarios

Recomendado