Una guía DIY para l@s poco maños@s.

El Do it yourself (hazlo tú mism@) es un movimiento relativamente nuevo que anima a las parejas a hacer manualmente y por su cuenta distintas partes relativas a la decoración de la boda con el objetivo de conseguir que el aspecto que ésta transmita sea la más cercana posible a la que realmente desean mientras que ahorran en la organización de la misma. Sin embargo, no tod@s somos lo suficiente habilidos@s como para encargarnos de según qué aspectos de la decoración y, de hacerlo por nuestra cuenta, podríamos arruinar uno de los eventos más importantes de nuestras vidas.

Si queremos encargarnos de ciertos detalles de la decoración pero somos más bien patos@s, ¿qué hacemos entonces? Bueno, para ayudar a quienes estáis en esta situación vamos a compartir algunos consejos que hemos encontrado para que os sea más fácil conseguir el ambiente que queréis a precios asequibles sin fastidiarla. Os invitamos a seguir leyendo para descubrir cómo encargarse personalmente de algunas partes del decorado de la boda sin delegar en terceras personas.

 

Diseño de las invitaciones.

imageedit_11_6838155031
Cuando llegue el momento de hacer las invitaciones, tal vez os sintáis tentad@s a coger tijeras, papel y pegamento (o abrir un programa de edición de imagen en vuestros ordenadores). En su lugar, pensad en buscar páginas que os permitan editar plantillas predefinidas que podáis guardar luego. Así tendréis una invitación personalizada asegurando además que tenga un buen acabado, e incluso si tenéis que pagar por guardar el archivo correspondiente a ésta, ahorraréis más que encargando el diseño a terceros.

Si queréis intentar hacer las invitaciones por vuestra cuenta, os dejamos un enlace al Blog de Jack Moreno en el que encontraréis un recopilatorio de plantillas.

Ensamblaje.

imageedit_13_7667745783
¿Podéis guardar algo en una bolsa pequeñita y cerrarla con un lazo? Entonces podéis envolver vuestros souvenirs por vuestra cuenta fácilmente: Sólo necesitáis comprar muchas bolsas transparentes, cinta o cordel y algo pequeño para guardar dentro. Para añadir un toque más personalizado, un cartelito o etiqueta será un complemento perfecto, y para guardar más dinero, utiliza tarjetas de contacto para hacerlas. Simplemente, en vez de vuestro nombre, dirección y contacto escribid un mensaje y encargad una enorme cantidad de tarjetas. Una vez lo tengáis todo, lo único que queda es envolver los souvenirs.

Montaje de un escenario.

imageedit_15_5418841227
Si habéis leído este u otros blogs de la misma temática con cierta asiduidad, seguramente habréis visto muchas fotos de bodas con escenarios preciosos. Pues, aunque no lo parezca, esta parte es la más fácil de hacer un@ mism@. Basta con pedir prestadas varias mesas, rinconeras, mesitas de noche, etc. a tus amig@s y familia (eso sí, que sean de un estilo similar). Cuando las tengas, poned dos o tres dejando poca distancia entre ellas y decóralas con objetos que encajen con la ambientación que hayáis elegido. También es importante que haya contraste entre las mesas, así que usad mesas bajas y altas y con esto ya tendréis un elemento decorativo de lujo a coste cero.

Expositor.

imageedit_17_7357249513
¡La cosa más corriente que puedes hacer tú mism@ para tu boda es una firma! Sólo necesitáis manos firmes, pintura o rotuladores y algo sobre lo que escribir. Podéis usar una pizarra, un espejo o una ventana y con estos ingredientes conseguiréis darle a vuestra boda un dulce detalle escrito a mano. Si teméis no hacerlo bien, practicad sobre cartulina antes de escribir el mensaje que enseñaréis en la boda.

 

Y estos son los consejos que hemos querido compartir hoy para encargaros vosotr@s mism@s  de algunos aspectos de la decoración de la boda. ¿Qué os han parecido? ¿Seguiríais alguno? ¡Compartid vuestra opinión en la sección de comentarios!

 

Fuente: DesireeHartsock.com

¡Recibe gratis en tu email las nuevas publicaciones de nuestra web!